El Consistorio apuesta por las pymes locales y el ‘software’ libre para sus proyectos informáticos