LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 06 2014, 02:48



La leyenda del hilo rojo del destino


Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos. Por eso también el hecho de hacer promesas en algunos países al entrelazar estos dedos con el otro.

La historia en sí cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.



fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 06 2014, 02:52




HISTORIA

Una de las leyendas sobre este hilo rojo cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

Pero la leyenda más popular y la que se recita en casi todos los hogares japoneses a los niños y jóvenes es esta:

Hace mucho tiempo, un emperador se entero de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenia la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que seria su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro …. …. …. …. tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. “

Una cicatriz que él mismo había provocado al no ver al destino que había pasado frente a él y también nos muestra como los amores destinados son eso, no podemos escapar de la persona que nació para amarnos.



fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 06 2014, 02:54



Según la leyenda japonesa, el hilo del destino nace con la arteria ulnar, (arteria ulnaris), la cual conecta al corazón y ésta, a su vez, hace un recorrido que va desde el centro del pliegue del codo hasta el borde interno del brazo y la palma para concluir en el dedo meñique.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 06 2014, 03:19



Siendo menos fantasiosos….

Paulo Coelho dijo:

“Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella…

Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderás siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejará de intentarlo… Se rendirán y buscarán a esa otra persona que acabarán encontrando.

Pero les aseguro que no pasarán una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más…

Todos saben de qué estoy hablando, porque mientras estaban leyendo esto, les ha venido su nombre a la cabeza.

Se librarán de él o de ella, dejarán de sufrir, conseguirán encontrar la paz (le sustituirán por la calma), pero les aseguro que no pasará un día en que deseen que estuviera aquí para perturbarlos.

Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias”

Recuerda:

"UN HILO ROJO INVISIBLE CONECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN DESTINADOS A ENCONTRARSE, SIN IMPORTAR TIEMPO, LUGAR O CIRCUNSTANCIAS. EL HILO ROJO SE PUEDE ESTIRAR, CONTRAER O ENREDAR, PERO NUNCA ROMPER”


fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 06 2014, 23:22



Había una vez en Japón, hace muchos siglos, una pareja de esposos que tenía una niña. El hombre era un samurai, es decir, un caballero: no era rico y vivía del cultivo de un pequeño terreno. La esposa era una mujer modesta, tímida y silenciosa que cuando se encontraba entre extraños, no deseaba otra cosa que pasar inadvertida.

Un día es elegido un nuevo rey. El marido, como caballero que era, tuvo que ir a la capital para rendir homenaje al nuevo soberano. Su ausencia fue por poco tiempo: el buen hombre no veía la hora de dejar el esplendor de la Corte para regresar a su casa.

A la niña le llevó de regalo una muñeca, y a la mujer un espejo de bronce plateado (en aquellos tiempos los espejos eran de metal brillante, no de cristal como los nuestros). La mujer miró el espejo con gran maravilla: no los había visto nunca. Nadie jamás había llevado uno a aquel pueblo. Lo miró y, percibiendo reflejado el rostro sonriente, preguntó al marido con ingenuo estupor:

— ¿Quién es esta mujer?

El marido se puso a reír:

— ¡Pero cómo! ¿No te das cuenta de que este es tu rostro?

Un poco avergonzada de su propia ignorancia, la mujer no hizo otras preguntas, y guardó el espejo, considerándolo un objeto misterioso. Había entendido sólo una cosa: que aparecía su propia imagen.

Por muchos años, lo tuvo siempre escondido. Era un regalo de amor; y los regalos de amor son sagrados.

Su salud era delicada; frágil como una flor. Por este motivo la esposa desmejoró pronto: cuando se sintió próxima al final, tomó el espejo y se lo dio a su hija, diciéndole:

— Cuando no esté más sobre esta tierra, mira mañana y tarde en este espejo, y me verás. Después expiró. Y desde aquel día, mañana y tarde, la muchacha miraba el pequeño espejo.

Ingenua como la madre, a la cual se parecía tanto, no dudó jamás que el rostro reflejado en la chapa reluciente no fuese el de su madre. Hablaba a la adorada imagen, convencida de ser escuchada.

Un día el padre la sorprende mientras murmuraba al espejo palabras de ternura.

— ¿Qué haces, querida hija?, le pregunta.

— Miro a mamá. Fíjate: No se le ve pálida y cansada como cuando estaba enferma: parece más joven y sonriente.

Conmovido y enternecido el padre, sin quitar a su hija la ilusión, le dijo:

—    Tú la encuentras en el espejo, como yo la hallo en ti.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Abr 07 2014, 08:11



El Alma de las Mariposas

Un muchacho y una joven que compartían una gran pasión por la jardinería contrajeron matrimonio. Vivían juntos y dichosos, y su amor por las plantas sólo se veía sobrepasado por el placer que encontraba cada uno en la compañía del otro. Al cabo de los años tuvieron un hijo que, afortunadamente, heredó el interés de sus padres por las plantas. Llegados a la vejez, éstos murieron con escasos días de diferencia, cuando el hijo era todavía joven. el mucacho asumió la responsabilidad de cuidar el jardín, con el esmero y la devoción que había aprendido de sus padres. En la primavera que siguió a la muerte de ambos, vio cada día dos mariposas en el jardín. Cierta noche soñó que su madre y su padre paseaban por su amado jardín observando detenidamente aquellas plantas que tan bien conocián para ver cómo crecían cuidadas por el joven. De repente, los dos ancianos se conviertieron en dos mariposas, pero prosiguieron su ronda por el jardín, posándose en las flores. Al día siguiente, el muchacho vio que la pareja de mariposas seguía en el jardín, y comprendió que contenían las almas de sus padres: continuaban disfrutando del placer en que habían ocupado sus vidas



fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Abr 07 2014, 09:46




DE CÓMO EL VIEJO TONTO REMOVIÓ LAS MONTAÑAS

Las montañas Taihang y Wangwu tienen unos setecientos li* de contorno y diez mil ren** de altura.

        Al norte de estos montes vivía un anciano de unos noventa años al que llamaban El Viejo Tonto. Su casa miraba hacia estas montañas y él encontraba bastante incómodo tener que dar un rodeo cada vez que salía o regresaba; así, un día reunió a su familia para discutir el asunto.

        - ¿Y si todos juntos desmontásemos las montañas? – sugirió –. Entonces podríamos abrir un camino hacia el Sur, hasta la orilla del río Hanshui.

        Todos estuvieron de acuerdo. Sólo su mujer dudaba.

        - No tienen la fuerza necesaria, ni siquiera para desmontar un cerrejón – objetó –. ¿Cómo podrán remover esas dos montañas? Además, ¿dónde van a vaciar toda la tierra y los peñascos?

        - Los vaciaremos en el mar – fue la respuesta.

        Entonces el Viejo Tonto partió con sus hijos y nietos. Tres de ellos llevaron balancines. Removieron piedras y tierra y, en canastos los acarrearon al mar. Una vecina, llamada Jing, era viuda y tenía un hijito de siete u ocho años; este niño fue con ellos para ayudarles. En cada viaje tardaban varios meses.

        Un hombre que vivía en la vuelta del río, a quien llamaban El Sabio, se reía de sus esfuerzos y trató de disuadirlos.

        - ¡Basta de esta tontería! – exclamaba –. ¡Qué estúpido es todo esto! Tan viejo y débil como es Ud. no será capaz de arrancar ni un puñado de hierbas en esas montañas. ¿Cómo va a remover tierras y piedras en tal cantidad?

        El Viejo Tonto exhaló un largo suspiro.

        - ¡Qué torpe es Ud.! – le dijo –. No tiene Ud. ni siquiera la intuición del hijito de la viuda. Aunque yo muera, quedarán mis hijos y los hijos de mis hijos; y así sucesivamente, de generación en generación. Y como estas montañas no crecen, ¿por qué no vamos a ser capaces de terminar por removerlas?

        Entonces El Sabio no tuvo nada que responder.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Abr 07 2014, 10:13



LA SOSPECHA

Un hombre perdió su hacha; y sospechó del hijo de su vecino. Observó la manera de caminar del muchacho –exactamente como un ladrón. Observó la expresión del joven –idéntica a la de un ladrón. Observó su forma de hablar –igual a la de un ladrón. En fin, todos sus gestos y acciones lo denunciaban culpable de hurto.

        Pero más tarde, encontró su hacha en un valle. Y después, cuando volvió a ver al hijo de su vecino, todos los gestos y acciones del muchacho le parecían muy diferentes de los de un ladrón.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Abr 07 2014, 23:17




DEMASIADOS SENDEROS

Un vecino de Yang Zi, que había perdido una oveja, mandó a todos sus hombres a buscarla y le pidió al sirviente de Yang Zi que se uniera a ellos.

        - ¡Qué! – exclamó Yang Zi –. ¿Necesita Ud. a todos estos hombres para encontrar una oveja?

        - Son muchos los senderos que puede haber seguido – explicó el vecino. Cuando regresaron, Yang Zi preguntó al vecino:

        - Bueno, ¿encontraron la oveja?

        Este contestó que no. Entonces Yang Zi preguntó por qué habían fracasado.

        - Hay demasiados senderos – respondió el vecino –. Un sendero conduce a otro, y no supimos cuál tomar; así es que regresamos.

        Yang Zi se quedó hondamente pensativo. Permaneció silencioso largo tiempo y no sonrió en todo el día.

        Sus discípulos estaban sorprendidos.

        - Una oveja es una nadería – dijeron –, y ésta no era ni siquiera suya. ¿Por qué tiene Ud. que dejar de hablar y sonreír?

        Yang Zi no respondió, y sus discípulos se llenaron de perplejidad. Uno de ellos, Mengsun Yang, fue a contarle a Xindu Zi lo que ocurría.

        - Cuando hay demasiados senderos – dijo Xindu Zi –, un hombre no puede encontrar su oveja. Cuando un estudiante se dedica a demasiadas cosas, malgasta su tiempo y pierde su ruta. Usted es discípulo de Yang Zi y aprende de él; sin embargo, parece que no ha llegado a comprenderle nada. ¡Qué lástima!

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Abr 08 2014, 09:29



En busca de la verdad

y Se había despertado en él el ansia de hallar la verdad, una realidad más allá de la realidad aparente. Había perdido todo interés por su trabajo, su familia y sus relaciones sociales. La vida se había convertido en un sinsentido. Se preguntaba por lo esencial de lo esencial, el núcleo del núcleo, el origen del origen. Atormentando y anhelante porque alguien con la visión esclarecida le reportase instrucciones espirituales para encontrar la serenidad tan deseada, se despidió de su esposa, hijos y amigos, y partió de viaje.

Rastreando como un sabueso hambriento, viajó por la inmensa China a la búsqueda de un maestro que pudiera proporcionarle claves precisas y métodos válidos para recorrer la senda hacia lo Incondicionado. Oyó hablar de un maestro mayor que toda su vida se había entregado a la autorrealización y viajó hasta donde el venerable maestro se encontraba.

—Señor —dijo el recién llegado. Mi corazón está en penumbra y mi mente en sombras, ¿puedes darme instrucción espiritual? He viajado por todo el país y llevo muchos meses de un lado para otro buscando el maestro.

—¿Y has perdido tanto tiempo y energía, tanto esfuerzo inútil? —repuso el maestro ante la decepción del que fuera hombre de hogar.

—Pero, señor... —balbuceó.

—¿Tan oscura está tu mente, mi buen amigo, que dejas un tesoro fabuloso en tu casa y te dedicas a dar vueltas de aquí para allá, de espaldas a lo más hermoso que tienes? Nada puedo entregarte que no puedas conseguir en tu vida cotidiana; no te dejes embaucar por los juegos de ilusión de la mente, que nos escamotea la realidad tal cual es. No es dejando tu vida cotidiana como la hallarás, sino despojándote de los engaños de tu mente. Nada tengo que enseñarte. Nada tengo que mostrarte. Ninguna disciplina tengo que darte. Deja de dar vueltas de aquí para allá, vuelve a tu casa y realiza allí tu trabajo hacia fuera y hacia dentro.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Vie Abr 11 2014, 09:31



Había una vez un campesino chino, pobre y muy sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo:

- Padre, ¡qué desgracia!   Se nos ha ido el caballo.
- ¿Por qué le llamas desgracia? -respondió el padre- veremos lo que trae el tiempo.
A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo.

- ¡Padre, qué suerte! -exclamó esta vez el muchacho- nuestro caballo ha traído otro caballo.
- ¿Por qué le llamas suerte? -repuso el padre- veamos qué nos trae el tiempo.
En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, lo arrojó al suelo. El muchacho se quebró una pierna.
- ¡Padre, qué desgracia! -exclamó ahora el joven- ¡Me he quebrado la pierna!
El padre, retomando su sabiduría, sentenció:
- ¿Por qué le llamas desgracia?  Veamos lo que trae el tiempo.

El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que se lamentaba en su cama.  Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevarlos a la guerra. Fueron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo.

El joven comprendió entonces que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.

La moraleja de esta leyenda es que la vida tiene tantas vueltas, y es tan incierto su desarrollo, que lo malo se hace bueno, y lo bueno se transforma en malo.

Más allá de las apariencias, la vida tiene otros significados.

Por ello, siempre, es mejor esperar el día de mañana y confiar en que las cosas suceden con un propósito positivo para nuestras vidas.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por Akasha el Vie Abr 11 2014, 09:34

fabiolaselene escribió:

LA SOSPECHA

Un hombre perdió su hacha; y sospechó del hijo de su vecino. Observó la manera de caminar del muchacho –exactamente como un ladrón. Observó la expresión del joven –idéntica a la de un ladrón. Observó su forma de hablar –igual a la de un ladrón. En fin, todos sus gestos y acciones lo denunciaban culpable de hurto.

        Pero más tarde, encontró su hacha en un valle. Y después, cuando volvió a ver al hijo de su vecino, todos los gestos y acciones del muchacho le parecían muy diferentes de los de un ladrón.

 ok1 

Lindo hilo, Fabiola  besos 



: ★ MIS PREMIOS ★ :


Akasha
.,
.,

Fecha de inscripción : 16/02/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Vie Abr 11 2014, 10:09



Hace mucho tiempo, una joven China llamada Li se casó y fue a vivir con el marido y la suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Li fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Li y su suegra cada vez discutían más y peleaban. De acuerdo con una antigua tradición china, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo.

Li, no soportando más vivir con la suegra, decidió tomar una decisión y visitar a un amigo de su padre. Después de oírla, él tomó un paquete de hierbas y le dijo: "No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas. Debes darle varias hierbas que irán lentamente envenenando a tu suegra. Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas, ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda: Tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones". Li respondió: "Si, Sr. Huang, haré todo lo que me pide".
Li quedó muy contenta, agradeció al Sr. Huang, y volvió muy apurada para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra. Pasaron las semanas y cada dos días, Li servía una comida especialmente tratada a su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a la suegra y la trataba como si fuese su propia madre.

Después de seis meses, la casa entera estaba completamente cambiada. Li había controlado su temperamento y casi nunca aborrecía a su suegra. En esos meses, no había tenido ni una discusión con ella, que ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar con ella. Las actitudes de la suegra también cambiaron y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.

Un día Li fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo: "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".

El Sr. Huang sonrió y señaló con la cabeza: "Sra. Li, no tiene por qué preocuparse. Su suegra no ha cambiado, la que cambió fue usted. Las hierbas que le di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en su mente, en su actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Dom Abr 13 2014, 04:39



La Leyenda de Tanabata.

Hace mucho tiempo, un joven granjero encontró una bellísima tela en el camino y se la guardó en la canasta. Un poco más adelante, una bella chica -llamada Tanabata- le preguntó si había visto su hagaromo. ¿Qué es un hagaromo? - le preguntó él. Una tela muy bella que uso para volar. No soy humana, vivo en el cielo, pero sin mi hagaromo no podré regresar allá.

El muchacho, avergonzado, no le contó que él se lo había guardado, y Tanabata tuvo que quedarse en la tierra. Con el tiempo se hicieron amigos y luego esposos.

A los años, haciendo la limpieza, Tanabata encontró escondida en la casa su hagaromo y le increpó a su esposo "¡Así que tú lo tenías! Ahora ya lo encontré, y debo regresar al cielo. Si me amas, tejerás mil pares de sandalias y las enterrerás junto a un bambú. Si lo haces, podremos vernos nuevamente".

El joven, triste por la partida de su esposa, comenzó a tejer y tejer las sandalias hasta que tuvo casi mil pares, y decidió enterrarlas junto a un bambú. Al día siguiente, el bambú se elevaba hasta el cielo, así que el joven decidió trepar en él para reecontrase con su amada.

Cuando estaba por llegar, descubrió que al bambú le faltaban algunos metros (¿recuerdan que no llegó a tejer los mil pares?), pero luego de gritar "¡Tanabata! ¡Tanabata!" recibió ayuda de su esposa y pudo llegar hasta allí.

El padre de Tanabata le preguntó "¿quién es este joven?" - "Mi esposo".

"¿Cuál es tu profesión?" - "Labrador" - "De acuerdo, entonces cuidarás de mis tierras por tres días, y podrás quedarte con Tanabata".

Tanabata le dijo al joven que tuviese cuidado ya que su padre le había puesto una trampa y que, no importando cuanta sed tuviese, no debía coger un sólo fruto del huerto.

"De acuerdo" - respondió... pero no cumplió (¡hombres!).

Al tercer día se moría de sed y pensaba "ya falta poco, ya falta poco", pero sus manos cogieron incosncientemente una de las frutas y abundante agua comenzó a brotar de ella. Tanta, que se formó un río muy grande que separó a los esposos

Aún pueden ver a la pareja en el cielo, son las estrellas Vega y Altair, que están separadas por la Vía Láctea, y que, por voluntad del padre de Tanabata, sólo pueden reunirse una vez al año el séptimo día del séptimo mes, en un puente formado por cuervos, pero sólo si el cielo no está nublado esa noche.

Por ello cada 7 de julio encontrarán en todos lados unos árboles de bambú adornados por cientos de papeles de colores. Si tienen algún deseo romántico que pedirle a los dioses (un novio, amor eterno, mucha felicidad con alguna persona particular), pueden hacerlo ese día escribiendo en estos papeles. Con suerte, Tanabata los leerá e intercederá con su padre por ustedes

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Mayo 05 2014, 03:55



"

Leyendas Urbanas: "La Madre Descuidada"

Natalia era una madre feliz, trataba a sus tres pequeños con gran ternura y comprensión aunque más de una vez la pudieran sacar de sus casillas. Los dos primeros de sus retoños vinieron casi seguidos 6 y 7 años y la tercera, una preciosa niñita de siete meses, que aunque inesperada, fue recibida con el mayor cariño y amor que una familia le puede entregar.

El único “pero” que le podía poner Natalia a su abundante familia era que su marido casi no pisaba su casa. Su aburrido trabajo como contable les daba una cómoda posición social pero le mantenía ocupado todo el día, e incluso cuando estaba en casa siempre estaba rodeado de papeles del trabajo. Por lo que Natalia tenía que ocuparse de sus hijos sin ninguna ayuda y en algunos momentos eso podía ser extenuante.

La noche anterior al fatídico día la más pequeñita de la casa había decidido celebrar un concierto nocturno y Natalia casi no pudo pegar ojo. Agotada y casi arrastrándose llegó a la cama a las cuatro de la mañana tras dejar a la niña en la cuna.

Cuando se empezó a quedar dormida escuchó el grito de su segundo hijo en la habitación contigua, de un salto se levantó y fue corriendo a la habitación que compartían sus dos hijos mayores y se encontró a Mario (el mediano en edad) visiblemente asustado y llorando sobre su cama. Parece que había tenido una pesadilla y del susto se había hecho pis encima, algo que por desgracia se había vuelto muy habitual desde que nació sus hermanita. El niño se había convertido en un príncipe destronado y su comportamiento dejaba mucho que desear y era capaz de cualquier cosa con tal de llamar la atención. Natalia agotada y sin pensarlo mucho, comenzó a regañar a Mario delante de su hermano Julián.

- ¡Como te vuelvas a hacer pis en la cama te voy a cortar el pipi!, ¡Ni siquiera tu hermanita me da tanto trabajo como tú!

El niño lloraba desconsoladamente mientras su madre cambiaba las sábanas y le daba la vuelta al colchón. Casi sin darse cuenta eran ya las cinco de la mañana y Natalia aún no había podido pegar ojo. El biberón de las seis de la mañana y preparar el desayuno a su marido e hijos hizo el resto. No pudo dormir en toda la noche.

Lo peor de todo es que los niños pasarían todo el día en casa, ya que estaban de puente. Una festividad que parece que no respetaban en la empresa de su marido, él cual fue a trabajar como cualquier otro día dejándola al cuidado de los pequeños durante todo el dia.

A media tarde y aprovechando que Mario, agotado por la noche anterior, se había quedado dormido en su habitación. Comenzó a bañar a la pequeña Clara. Era el momento ideal pues Mario estaba insufrible y si no le vigilaba a cada paso era capaz de incendiar la casa con tal de llamar la atención. Esa pequeña siesta le daría un respiro y la permitiría bañar al bebé un poco antes del horario habitual. Con un poco de suerte hoy podría mandarlos a dormir un poco antes y descansar.

Cuando ya sólo le quedaba lavar la cabecita a la pequeña Clara un grito desgarrador se escuchó en el pasillo. Era sin duda Mario que seguro que había vuelto a hacer otra de las suyas. Gritando y sin soltar a Clara preguntó:

- ¡¿Qué pasa?! ¡¿Mario estás bien?! ¡Julián! ¡¿Qué le pasa a tu hermano?!

Estaba a punto de envolver en una toalla a la bebé, que aún continuaba enjabonada en la bañera cuando Julián entró por la puerta y lo que vio la dejó sin habla.

- Mamá, Mario se ha vuelto a hacer pis en la cama así que le he cortado el pipi como dijiste.

El mayor de sus hijos tenía el pene ensangrentado de su hermano en una mano y unas tijeras manchadas de sangre en la otra.

Natalia pálida por lo que acababa de suceder se levantó de un salto olvidándose que estaba bañando a la pequeña y salió corriendo hacia Julián que, al ver la furia de su madre en los ojos, escapó a toda velocidad buscando un sitio para esconderse.

Aturdida, conmocionada y agotada por la noche en vela Natalia no sabía como actuar cuando llegó a la habitación de los niños y vio a Mario sobre la cama desangrándose. Tras abrazar fuertemente a Mario le cargó en brazos y bajó las escaleras camino al coche, su única opción era llevarle al hospital inmediatamente. Cada grito de dolor del niño bajaba en intensidad, la pérdida de sangre le estaba debilitando y sabía que tenía pocos minutos antes de que muriera desangrado.

Arrancó el coche y pegó un acelerón saliendo el vehículo impulsado como si diera un salto al pisar un fuerte bache y sonó una fuerte explosión. El salto pareció sacar a Natalia de su estado de shock y de repente recordó que la pequeña Clara seguía aún dentro de la bañera. En ese momento se dió cuenta de la mortal imprudencia que acababa de cometer y bajó del coche sin mirar atrás para buscar a su hija.

Por desgracia cuando llegó era demasiado tarde, la bebita de apenas siete meses no tenía la fuerza suficiente para aguantar tanto tiempo sentada sin perder el equilibrio y yacía inerte boca abajo en el agua. Los intentos de reanimar a la niña fueron inútiles y Natalia, gritando desesperada, bajó nuevamente las escaleras de su casa con su bebé en brazos camino del vehículo que la llevaría al hospital.

Pero aún le quedaba una última y macabra sorpresa, al acercarse al vehículo todo terreno que conducía, se dió cuenta de que había un brutal charco de sangre en el suelo, al principio pensó que sería la sangre de Mario, pero al acercarse pudo constatar que bajo el coche estaba el cuerpo inerte de Julián, que al parecer se había escondido bajo el todoterreno para evitar que su madre le pegase. Con tan mala fortuna que al arrancar ésta a toda velocidad una de las ruedas le aplastó el cráneo, reventándolo y desparramando sus sesos por todo el suelo y causando la terrible explosión que Natalia había escuchado un par de minutos antes.

Natalia cayó al sueño de rodillas, su cara no reflejaba ninguna expresión. Solamente se mantuvo en esa posición durante unos minutos hasta que sin mediar palabra se levantó, abrió la puerta de su coche y cargó nuevamente el cuerpo ya inerte de Mario junto al de su hermanita. Entró nuevamente en su casa.

Un minuto después bajó de nuevo, cargó el cadáver de Julián y volvió a entrar en la casa cerrando la puerta tras de si.

Por la noche, cuando el marido de Natalia llegó a su casa que estaba a quince minutos de la ciudad, se encontró el todoterreno con la puerta abierta y a medio camino del garaje, lo que le impedía aparcar su vehículo. Se acercó al coche de su mujer y se manchó el zapato con lo que parecía una viscosa mancha de aceite, cerró su puerta y se dirigió a casa en la que todas las luces estaban apagadas.

Al entrar gritó:

- ¡Natalia! ¿Dónde estáis? ¿Por qué tienes el coche en mitad del garaje?

Al dar la luz se dio cuenta de que había un reguero de sangre seca en el suelo que subía las escaleras y dirigía a la planta superior. Asustado corrió tanto como pudo para quedar totalmente impactado cuando al entrar en el baño.

Sus tres hijos flotaban sobre el cadáver de su madre que los había reunido en la bañera justo antes de cortarse las venas

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Jun 03 2014, 02:23



Otra leyenda que vincula la tradición mítica-clásica en el Drago Milenario, y que relatan con entusiasmo y convicción los viejos marineros del litoral es la siguiente:
Una tarde en la remota antigüedad, cierto navegante mercader llegaba de las costas mediterráneas en busca de sangre de Drago producto muy en boga y de gran importancia en la elaboración de ciertas preparaciones de la farmacopea, y desembarcó por la playa de San Marcos, de Icod de los Vinos para llevar a efecto su lucrativo propósito.

Estando ya en la playa sorprendió allí a unas infantas o damas de esta tierra, que conforme al rito tradicional se bañaban solas en el mar aquella tarde veraniega. El intruso navegante las persiguió, logrando apoderarse de una de ellas. Esta trató astutamente de conquistar el corazón del extraño viajero para mejor buscarlo y lograr huir, y mostrándoles signos de consideración y amistad les ofreció algunos hermosos frutos de la tierra. Para aquel navegante que venía detrás de la sangre del Drago, y traía metido en la imaginación y en el alma el mito helénico de las Hespérides, los frutos que aquella dama de esta tierra le ofreciera, pudieron muy bien parecerle las manzanas del mítico jardín.

Mientras él comía gustosamente desprevenido, la bella aborigen saltó ágil al otro lado del barranco, y a todo correr huía hacia el bosquecillo cercano escondiéndose tras la arbólela.

El viajero sorprendido en principio trató de perseguirla de cerca, pero vio con sorpresa que algo se interponía en su camino, que un árbol extraño movía sus hojas como dagas infinitas, y que el tronco parecido al cuerpo de una serpiente se agitaba con el viento marino y entre sus tentáculos se ocultaba la bella doncella guanche. El navegante lanzó el dardo que llevaba en sus manos, contra lo que a él se le figuró un monstruo, con gran miedo y asombro y al quedarse clavado en el tronco, del extremo de la jabalina empezó a gotear sangre líquida del Drago.

Confuso y atemorizado el hombre huyó laderas abajo, se metió en su pequeña barca y se alejó de la costa; porque iba pensando en su corazón, que había sorprendido en el jardín a una de las Hésperides a la que salió a defender el mítico Dragón. Esta narración no tiene, como es lógico, ningún valor histórico, pero como toda leyenda, resulta poética y encantadora

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Ago 08 2016, 23:22



EL PUENTE DEL CLÉRIGO (LEYENDA DE MÉXICO)

En el año 1649, el lugar donde sucedió esta historia era solamente un llano en el que se levantaban unas cuantas casitas formando parte de la antigua población de Santiago Tlatelolco (México). Cruzando la acequia de Texontlali, cuyas aguas desembocaban en la laguna, había unas casas en una de las cuales y cruzando el puente que sobre esa acequia existía, fabricado de mampostería con un arco y una balaustrada, vivía un religioso que se llamaba Juan de Nava, que daba misa en el templo de Santa Catarina.

Este sacerdote tenía una sobrina a su cuidado, muy guapa, y con la edad de encontrar un buen marido, esa joven se llamaba Margarita Jaúregui. La sobrina tenía un pretendiente portugués llamado Duarte de Zarraza, ambos se conocieron en una fiesta. Bastó poco para enamorar a Margarita; sus regalos, sus piropos, su continua presencia, tenía encandilada a la muchacha.

El tío de Margarita, investigó a don Duarte y supo que en Portugal, además de deudas, había dejado a dos mujeres y a sus dos hijos. En la capital de Nueva España, tenía varias amantes y andaba en amores con diez doncellas. Por esas razones y muchas más el cura prohibió a su sobrina que tuviera algo con el portugués. Ellos continuaron con su amor a escondidas.

Tanto prohibió el sacerdote su amor, que don Duarte se propuso quitárselo de encima. El 3 de abril de 1649, don Duarte convenció a Margarita para huir y casarse en la Puebla de los Ángeles, a escondidas de su tío. Ese día Duarte de Zarraza, que se encontraba hablando con Margarita en la ventana de la casa, vio venir al cura y sin decir nada, se alejó de la ventana y corrió hacia donde venía el cura, el puente de Texontlali. No se sabe de qué hablaron, Duarte sacó un puñal y lo clavó en el cráneo del cura.

El cura cayó herido de muerte y el portugués lo arrastró unos pasos y lo arrojó a las aguas de la acequia por encima de la balaustrada del puente. Duarte se escondió y después huyó a Veracruz, en donde permaneció durante un año. Pasado ese tiempo volvió y fue a visitar a Margarita para pedirle que huyera con él.

Esa noche se encaminó a casa de la joven. Llegó al puente de la acequia, pero no consiguió cruzarlo vivo. A la mañana siguiente los primeros que pasaron encontraron al portugués muerto, desfigurado el rostro con una mueca de terror. Estaba tendido, estrangulado por un esqueleto cubierto con una sotana hecha jirones. Las manos del cura don Juan de Nava, estaban pegadas al cuello de Zarraza, llevaba el puñal clavado al cráneo.

A esa calle y al puente se le conoció durante mucho tiempo como la calle del “Puente del Clérigo”. Hoy conocida por 7a., y 8a., de Allende.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Ago 29 2016, 09:29


LAS ARAÑAS DE LA NAVIDAD (LEYENDA ALEMANA)

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, era costumbre, en los hogares alemanes, limpiar los hogares con mucho esmero, para recibir la Navidad. En una casa, una madre de familia estaba realizando la limpieza, limpiaba y limpiaba para que no quedase ni una mota de polvo. Incluso limpió los rincones donde no se suele limpiar a menudo.

En esos rincones escondidos, vivía una araña y sus hijas arañitas, pero con el ajetreo de la mama limpiadora, tuvieron que huir subiendo a un rincón del techo. Al cabo de unos días se asomaron para ver que había de nuevo, pero se llevaron una gran sorpresa al ver en el salón un enorme árbol con luces y adornos brillantes.

Las arañitas quería ir al árbol, pero la mamá araña les dijo que no se acercaran hasta que la casa estuviera en absoluto silencio. Entrada la noche, las arañitas bajaron hasta el árbol, y pudieron contemplar todas sus maravillas. Admiraron los adornos, yendo de acá para allá, cantando y riendo. Cuando se dieron cuenta, el árbol se había quedado envuelto en una masa de telarañas, quedando sin ningún brillo.

Esa misma noche, Santa Claus repartía sus regalos. Cuando llegó a la casa donde vivían las arañitas, vio el árbol envuelto en telarañas. Santa Claus rió al saber que las arañitas se lo habían divertido mucho, pero también se dio cuenta que los niños de la casa, se pondrían tristes al ver su árbol sin su esplendor original. Santa Claus preguntó a las arañitas si deseaban quedarse en el árbol para siempre. Unas dijeron que si, pero otras decidieron volver a su nido.

Santa Claus sopló sobre el árbol y las que se quedaron se convirtieron en arañitas doradas y sus hilos en bonitas guirnaldas que colgaban en las ramas del árbol. El árbol era más bonito que antes.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por Araghon el Lun Ago 29 2016, 09:42

Bonito hilo ok1 aplauso1 aplauso1




SALUDOS Invitado

Araghon
..
..

Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : En Gondor

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Sep 06 2016, 02:15



EL CHOM (LEYENDA MAYA)

Cuenta la leyenda que en Uxmal, una de las ciudades más importantes de El Mayab, vivió un rey al que le gustaban muchos las fiestas. Un día, se le ocurrió organizar una gran fiesta en su palacio para honrar al Señor de la Vida, llamado Hunab Ku, y agradecerle por todos los dones que había dado a su pueblo.

El rey ordenó con antelación los preparativos para el festín. Invitó a príncipes, sacerdotes, guerreros, etc. estaba seguro de que su fiesta sería la mejor y que todos le envidiarían. Adornarían el palacio con las más raras flores, se prepararían los mejores platos de carne de venado y pavo del monte, y no faltaría el balché, un licor embriagante que encantaría a los invitados.

El día de la fiesta, el rey de Uxmal se vistió con su mejor traje y se cubrió con finas joyas, se asomó a una terraza de su palacio y contempló su reino. De repente se le ocurrió que esa terraza sería un buen lugar para servir la comida, así que ordenó a sus sirvientes que llevaran las mesas y las adornaran. Mientras fue a recibir a sus invitados.

Los sirvientes prepararon las mesas. Cuando estuvieron dispuestas con la comida y la bebida en ellas, entraron en palacio para avisar a los invitados de que estaba todo listo.

Ese fue un gran error, no se dieron cuenta de que sobre la terraza del palacio volaban unos zopilotes o chom, como se les llamaba en la lengua maya. Los pájaros al ver tanta comida se volvieron locos dando vueltas alrededor de la terraza, cuando las viandas se quedaron solas, los chom volaron hasta la terraza y en unos minutos no quedó nada.

En ese momento, el rey Uxmal salió a la terraza con sus invitados. Se puso pálido al ver a los pájaros terminar de comerse lo que quedaba. El rey grito: ¡Maten a esos pájaros! Al oír esas palabras, los chom echaron a volar a toda prisa, volaron tan alto que ni una sola flecha les alcanzó. El rey clamó venganza contra los pájaros.

Los hombres más sabios se encerraron en el templo, después de discutir durante largo rato, a uno de ellos se le ocurrió cual sería el castigo. Tomó unas plumas que habían recogido de los chom cuando huían, y las uso en un brasero para quemarlas; poco a poco, las plumas perdieron su color hasta volverse negras y opacas.

Después, uno de los sacerdotes las molió hasta convertirlas en un polvo negro muy fino, que echó en una vasija con agua. El agua se volvió un caldo negro y espeso. Una vez que estuvo preparado, los sacerdotes salieron del templo. Uno de ellos buscó a los sirvientes y les dijo: -Lleven comida a la terraza del palacio, la necesitamos para atraer a los zopilotes.

La orden fue obedecida y pronto hubo una mesa llena de platos y muchos chom que volaban alrededor de ella. Como el día de la fiesta todo les había salido muy bien, no lo pensaron dos veces y bajaron a la terraza a disfrutar del banquete. No contaban con que esta vez los hombres se escondieron en la terraza, apenas habían puesto las patas sobre la mesa, cuando dos sacerdotes salieron de repente y lanzaron el caldo negro sobre los chom, mientras repetían unas extrañas palabras.

Uno de los hombres dijo que desde ese momento ya no volverían a probar ningún manjar como el robado, los chom estarían condenados a comer basura y animales muertos. Al oír esas palabras y sentir sus plumas mojadas, los chom quisieron escapar volando, con la esperanza de que el sol y el viento les secara las plumas y acabar con la maldición. Se acercaron tanto al sol, que sus rayos les quemaron las plumas de la cabeza. Cuando los chom, sintieron la cabeza caliente, bajaron de uno en uno a la tierra; pero al verse, su sorpresa fue muy grande. Sus plumas ya no eran de colores, sino negras y resecas. Además, su cabeza quedó totalmente pelada.

Desde entonces, los chom vuelan lo más alto que pueden, para que los demás no los vean y se burlen de ellos. Sólo bajan cuando tienen hambre, a buscar su alimento entre la basura, cumpliéndose la maldición de los sacerdotes.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Sep 06 2016, 03:17




El Perro Familiar

A diferencia de la mayoría de las historias, la leyenda de “El Familiar” surge en la época moderna y de la mano del progreso industrial. Nace y se desarrolla en el noroeste argentino junto con la proliferación de la industria azucarera y la instalación de varios ingenios a finales del siglo XIX y principios del pasado, donde se empleaban a miles de obreros a sueldos de hambre y condiciones de trabajo inhumanas.

El Familiar era el perro del diablo. O tal vez el Diablo mismo. Negro como la muerte y feroz como todo el mal del mundo. Sus ojos desprendían llamaradas de fuego y sus garras tenían la fuerza de mil hombres. Poseía un hambre que sólo se saciaba con la entrega de un peón al año. Por lo que el patrón del ingenio o el capataz, que había hecho un trato con el Diablo a cambio de la prosperidad del negocio, debía entregarle un obrero para que el Familiar se lo coma.

En estas ocasiones solía tomar la forma de una gran serpiente que era llamada “El Viborón” y se tragaba al infortunado en los mismos sótanos del ingenio o en alguno de sus cuartos, donde vivía el Familiar. También podía adoptar la forma de un toro negro, o de un burro, o de un puma, aunque su representación más popular era la del perro.

A veces, el patrón mandaba a un obrero a buscar herramientas o cualquier cosa a estas habitaciones donde lo estaba esperando el perro del Demonio y nunca más volvía a salir.

Solía suceder en los ingenios que durante el trabajo, algún que otro trabajador encontrase la muerte. O bien cayendo a la caldera, o en la cinta trituradora del trapiche. No era algo extraño. Si esto ocurría se decía que había sido el Familiar que andaba con hambre. Si algún trabajador desaparecía, se decía que había sido el Familiar.

Y también podía suceder que el perro se tragase a algún trabajador en especial, sobre todo aquellos que tenían ideas políticas distintas de las del jefe. Estos solían ser los más deliciosos para el perro del Diablo, y además servía como ejemplo para que a ningún otro obrero se le ocurra tener ideas políticas distintas a las del patrón. Incluso era mejor que no tuvieran ideas políticas. Y hasta que no tuvieran ideas en absoluto.

No había manera de matar al Familiar. Si uno se lo encontraba al perro y quería clavarle el facón, encontraba que eso era imposible. En cambio si llevaba un rosario colgando y una cruz consigo, el perro no lo mataba. Es probable que igual le ladrara, pero a lo sumo salía un poco lastimado, nada más.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Lun Sep 12 2016, 02:05



La leyenda comienza con una hermosa e inteligente jóven llamada Zhu Yingtai de Shangyu, (Zhejiang). Es la única chica de nueve hermanos, hija de una familia noble, los Zhu.
Después de mucho esfuerzo, convence a su padre de que la deje ir a estudiar disfrazada de hombre a Hangzhou. Durante su viaje conoce a Liang Shanbo, un estudiante de Kuaiji (ahora conocida como Shaoxing), ciudad de su misma provincia. Desde el primer momento ambos conectan, como si se conocieran de toda la vida.
Durante los tres años estudiando, comparten la misma habitación donde sólo hay una cama y dos edredones. Yingtai poco a poco se enamora de Shanbo. Aunque ambos estudian lo mismo, Shanbo es un ratón de biblioteca y no se da cuenta de que su "compañero" es una mujer. Pasados los tres años, Yingtai recibe una carta de su padre, pidiéndole que vuelva a casa tan pronto como pueda. Así que no tiene más remedio que hacer la maleta y despedirse.
Yingtai sabe que su amor por Shanbo nunca morirá y quiere estar con él para toda la eternidad. Así que antes de marchar, Yingtai le cuenta su verdadera identidad a la mujer del director y le pide que le entregue a Shanbo su colgante de jade como regalo de compromiso.
Shanbo acompaña a su hermano del alma durante 18 millas hasta despedirse. Durante el viaje, Yingtai intenta explicarle su secreto a Shanbo. Por ejemplo, frente a un par de patos mandarines, pero Shanbo no coge su significado y ni siquiera tienen la más mínima sospecha de que ella es una mujer.
Finalmente Yingtai tiene una idea: le dirá a Shanbo que hará de casamentera entre él y su hermana inexistente. Antes de despedirse, Yingtai le recuerda a Shanbo que le debe una visita a su casa y así podrá proponerle matrimonio a su "hermana" (que es ella misma). Ambos se despiden a regañadientes en el pabellón donde se conocieron.
Cuando Shanbo visita el hogar de Yingtai descubre quien es ella en realidad. Se dan cuenta de que los dos están realmente enamorados el uno del otro y que si no pueden vivir juntos, morirán juntos. La alegría de estar juntos se rompe cuando Yingtai le cuenta a Shanbo que sus padres la han forzado a casarse con Ma Wencai, un rico y viejo caballero.
A Shanbo se le rompe el corazón. Su salud empeora lentamente hasta que enferma gravemente y muere en su oficina de magistrado del condado. El día en que Yingtai se va a casar con Ma Wencai, el viento la lleva hasta la tumba de Shanbo. Deja la comitiva de la boda para presentarle sus respetos y cuando está sola entra en una amarga desesperación y pide a la tumba que se abra.
De repente, hay un trueno y la tumba se abre, como ella había pedido. Yingtai salta dentro para reunirse con su amado. Los espíritus de Shanbo y Yingtai se convierten en un par de bellas mariposas que salen de la tumba volando juntas, para siempre, sin que nada las separe de nuevo.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Sep 13 2016, 09:31



La leyenda de la Tatuana

Hay relatos que cuentan que hace muchos años, en época colonial, hubo en Guatemala una joven y bella mujer de origen mulato a la que llamaban Tatuana, que disfrutaba con los placeres de la carne y con los placeres del lujo, los cuales no estaban bien vistos en una sociedad recatada y religiosa. Así pues, se acusó a la joven de brujería y de hacer maleficios para conseguir a los hombres. Se le acusó de codicia y de no seguir los preceptos de la iglesia. Por todas estas razones fue juzgada por el tribunal de la Santa Inquisición, y fue condenada a muerte. La Tatuana se negó a recibir la gracia de confesión de sus pecados antes de morir. Cuentan, que la noche anterior a su muerte, pidió como última gracia un trozo de carbón, unas velas y unas rosas blancas. Con estas tres cosas hizo en la celda una especie de altar donde realizó una hechicería. Con el carbón pintó en la pared una gran barca mientras recitaba conjuros, y se dice que se presentó ante ella el mismo demonio. El demonio le sacó de la celda montada en la barca que había pintado en la pared, y se dice que todavía se la puede ver en los días que llueve grandes aguaceros.

Se cree que los antecedentes de esta leyenda provienen de la mitología maya, y más concretamente de la leyenda de Chimalmat (Diosa que se vuelve invisible por causa de un encantamiento).

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Mar Sep 13 2016, 09:44



El vagabundo

Cuenta la leyenda que Juan del Jarro era un vagabundo que odiaba bañarse, también odiaba el mes de julio y las riquezas, era por eso que siempre andaba pepenando, pero no mucho porque se sentía con riqueza, todos sabían que se llamaba Juan y del Jarro era porque la única pertenencia era un jarro de terracota, un sombrero y una estera; dicen que dormía bajo de los puentes, y solo hacía algunos trabajos de para matar el hambre diaria, y si le llegaban a sobrar ganancias las repartía ente otros pordioseros, la gente cuenta que Juan siempre tenía un refrán en la punta de la lengua para cada ocasión, muchos dicen que era un loco iluminado, o que era una persona inteligente que se volvió loca,: lo que si se sabe con exactitud es que este pordiosero se hizo famoso debido a que la gente decía que era un adivinador, podía predecir el futuro. El día que Juan murió todo fue homenajeado, por un día en San Luis Potosí se olvidaron de las clases sociales, hasta le fecha su tumba siempre está cubierta de flores.

fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por fabiolaselene el Miér Oct 05 2016, 03:21




La Leyenda del Río Hablador

Hace mucho, pero mucho tiempo, vivía en la cima celestial el dios sol, conocido también como Inti. Un joven de gran postura y sumamente bondadoso llamado Rimac, quien de cuando en cuando bajaba al mundo de los humanos a contarles bellas historias, por lo que era muy querido y reverenciado.
Un día que acompañado de los demás dioses miraba hacia la tierra por las ventanas del palacio dorado, vio que los llanos junto al mar eran azotados por una grave sequía, las hierbas, las flores y los árboles se marchitaban y los hombres y animales morían de sed.
Los dioses se alarmaron y acudieron al dios Inti, su padre, a pedirle que librase a los hombres de la costa, de aquella horrenda sequía. Pero el Inti les dijo que era imposible, pues según las leyes celestiales solo sacrificando a uno de ellos en el altar de fuego podrían conseguir agua.

Los dioses callaron, sin embargo ante la sorpresa de todos, Chaclla, la mas bella y virtuosa de las hijas del sol, poniéndose delante de su padre se ofreció valientemente ante el sacrificio. Rimac que adoraba a su hermana, se arrodilló implorandole y pidió a Inti que lo sacrificase a él en vez de ella, pero Chaclla, aun cuando agradecía su gesto, no aceptó aduciendo que los hombres echarían de menos las bellas historias que aquel sabía contarles.
Mas Rímac insistió, finalmente a ruego de ambos y ante la resignación de Inti, los dos se dirigieron al altar de fuego para el sacrificio. El dios sol pudo así hacer llover la tierra. Agradeciendo a los cielos, los yungas, así llamados antiguos hombres de la costa, recibieron el agua jubilosos.
Rimac y Chaclla, envueltos en infinidad de gotas caían sobre las montañas cercanas al gran valle de Lima, y convertidos en un tormentoso río corrían, jugando y riendo, hacia el mar. Una vez allí, elevándose en forma de nubes, persiguiéndose, llegaban al cielo para vaciarse de nuevo. Pero eso duró solo cuarenta noches, al cabo de los cuales, Chaclla quedó convertida para siempre en lluvia y Rimac en el mas bullicioso río de la costa peruana.

Cuenta la leyenda que quienes suelen sentarse a orillas del río Rimac y se ponen a escuchar con atención perciben claramente el murmullo de sus aguas como se disuelve en una voz humana que cuenta bellísimas historias de este y de antiguos tiempos, por eso se le llama “Río hablador”.
Seamos amigos, conóceme y será tuyo mi saber, cuidemos la naturaleza y el agua que es fuente de vida y alegría en el mundo.


fabiolaselene
Usuario Vip
Usuario Vip

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS....El hilo rojo del destino

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 05:06


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.